Su cuenta

La Familia Saludable, Retos y Vigencia en la Modernidad

La Familia Saludable, Retos y Vigencia en la Modernidad
El matrimonio y la familia son una especie en extinción, desafortunadamente, por cuanto fenómenos mediáticos se ciernen sobre su vigencia tales como: la apatía por el matrimonio, divorcio; la unión de hecho, que será legal pero no es moral; la parentalidad soltera, hoy la gente quiere ser madre o padre, pero no esposos; la rampante violencia intrafamiliar en todas sus formas, etc.

Se dice que el núcleo estructural de la sociedad es la familia, y sin embargo es lo que más se descuida hoy desde las políticas públicas, la educación secular, e incluso, desde el contexto religioso, que al parecer no trasciende la importancia de la familia, ni el peligro de su desaparición galopante, pues ésta sobrevive hoy en el contexto de signos muy complejos propios del siglo XXI, como: la sociedad del conocimiento; la filosofía de la velocidad; la globalización; la posmodernidad; la espiritualidad del New Age; el relativismo moral; el fetichismo y esoterismo; el culto a la creación; y, la cultura digital. 

Además de aquello, la modernidad también implica claros signos de peligro y desafío para la familia contemporánea, como: los nuevos modelos de matrimonio y familia contrarios al orden natural; modelos distorsionados de parentalidad (autoritarios, indulgentes, indiferentes, sobreprotectores), cuando lo correcto es la paternidad autoritativa; una sexualidad distorsionada, donde se pondera el género sobre el sexo natural; nuevas formas sofisticadas de infidelidad y adulterio; y, la tecnologización de la comunicación conyugal y familiar, sin comprender que conexión no significa automáticamente, comunicación. De hecho, creo que este último signo icónico de la modernidad -o post modernidad- con su escalofriante, sorprendente y veloz desarrollo tecnológico, se cierne como uno de los mayores peligros y desafíos a la vez, más relevantes en contra de la familia moderna.
La tecnología es un recurso envolvente e inexorable en nuestra sociedad cibernética, con impredecibles desafíos, usos, y también riesgos; no tiene cualificación moral en sí misma, no se puede decir que es buena o mala per se. El uso que le demos es lo que determinará que su propósito resulte en bendición o no. La tecnología fue creada en función del hombre y no al revés. Los seres humanos no estamos al servicio de la tecnología, sino la tecnología al servicio de la humanidad. Debemos usar la tecnología y no permitir que ella nos utilice a nosotros. Bien concebida y utilizada puede ser el más precioso recurso de difusión de los principios y valores éticos, morales y espirituales en el seno de la familia. Pero mal concebida y utilizada, se convertirá, sin dudas, en el peor enemigo de la sana axiología. 

Vivimos en una sociedad que groseramente privilegia las cosas (celulares) a las personas; que nos enseña a usar a las personas y amar las cosas. Cuando lo correcto es amar a las personas y usar las cosas, pues los seres humanos somos sujetos (personas) no objetos (cosas). No obstante, alguien podría sugerir que con tanta tecnología hoy estamos más comunicados, y no es así. La verdad es que hoy estamos más conectados pero menos comunicados. No hay que confundir conexión con comunicación.

Antes disfrutábamos más de la gente, de nuestros seres queridos, de nuestra familia, de nuestros matrimonios; pero hoy el celular –por ejemplo- se ha convertido en causa de conflictos, disensión, división, y hasta de infidelidades y de adulterio cibernético como yo lo denomino en mi libro Matrimonios & Familias Saludables. El celular nos acercó a la gente que estaba lejos, pero desgraciadamente también, alejó a la gente que está cerca.Anhelo que en el mundo moderno en que vivimos los seres humanos, utilicemos la tecnología, como un simple recurso para disfrutar mejor el maravilloso mundo que llamamos hogar (que viene de hoguera), recuperando y trascendiendo relaciones gratificantes, íntimas, enriquecedoras, y significativas. Más que anhelar familias felices, perfectas o ideales, pienso que es más sensato hablar de familias saludables, donde cada integrante experimente precisamente eso: salud, entendida como el desarrollo y crecimiento integral; físicamente sanos, mentalmente reflexivos, socialmente edificantes, y espiritualmente abiertos.

Otros libros recomendados de este mismo autor:




Joselito Orellana

Joselito Orellana, misionero de PMM Inc. Trabaja con las iglesias evangélicas y bautistas de Ecuador, América Latina y EE. UU. (Mundo hispánico), a través de educación teológica, programas de capacitación pastoral, desarrollo de liderazgo, gestión educativa, bioética y ministerios pastorales y familiares , para convertirse en cuerpos maduros de Cristo, para llevar a cabo la Gran Comisión alrededor del mundo.

Products mentioned in or related to this blog post
El Evangelio [Libro]

Cuando se permite que el evangelio ejerza todo su poder, la iglesia resplandece con la gloria de Cristo.

Precio: $7,99
Tu Precio: $7,99

Matrimonios y Familias Saludables
Dr. Joselito Orellana (Autor)

Un enfoque bíblico y psico-pastoral, desde una perspectiva eclesial latinoamericana

Precio: $19,99
Tu Precio: $19,99

Categorías